miércoles, 3 de junio de 2015

ADAPTANDOSE AL MEDIO.




Decir que el ser humano transforma el medio ambiente a su antojo no es decir nada nuevo y que normalmente la transformación es negativa para el ecosistema y la fauna que  habita, es todo un clásico.


La mayoría de los animales muere o se muda, pero unos pocos no sólo son capaces de adaptarse sino que son maestros en supervivencia y sacar provecho del cambio, un ejemplo claro lo tenemos en el murciélago que se aprovecha de la luz de las farolas para atrapar con facilidad los insectos que allí se ven atraídos.


Un caso parecido de sacar provecho del cambio es el que os muestro ahora en este vídeo.


video

Aquí se aprecia a una buena trucha del río Guadalaviar que se aprovecha de los insectos que caen" fritos" al agua después de su desafortunado encuentro con el foco. 
                                                                                                                                                                       Hay que decir que todo esto ocurre a la salida de agua de un antiguo molino transformado en  bar de copas de la localidad de Albarracín.





También los cangrejos sacan provecho de los restos de algún que otro snack que caía de la terraza de copas situada justo encima del río que todavía conserva muchos rincones preciosos en los que sería más normal ver a las truchas comer.     


                                                                                                                                                              Tengo que decir que el río Guadalaviar es un desconocido para mí aunque la primera impresión no fue demasiado buena según fui descubriendo los tramos un poco más alejados de la población  me di cuenta de que es un río muy bonito y con algunos rincones realmente idílicos.



Texto,fotos y video Francisco Jiménez

Seguidores